Los pies han de cuidarse igualmente como se hace con las manos, cuerpo y cara.

Diariamente debemos proporcionar a nuestros pies cuidados básicos, medidas higiénicas habituales y aplicar productos.

No olvidemos que el podólogo es el especialista calificado para el diagnóstico y el tratamiento de diversas afecciones del pie, y deberemos visitarlo con regularidad.

El pie debe lavarse como cualquier otra parte del cuerpo, de forma diaria y secarse de manera correcta.

Es importante secar bien las zonas de los espacios interdigitales y aquellas personas con enfermedades como diabetes deberán observar y cuidar sus pies con mayor precaución.

Seleccione el zapato adecuado para la actividad que va a realizar, es decir para trabajar, correr, etc.

Evite andar descalzo, sus pies tendrán más riesgo de lesión y de infección. En la playa o cuando esté expuesto al sol utilice siempre protector solar en sus pies como en el resto de su cuerpo.

EL MAL OLOR DE PIES Y CALZADO

El mal olor de los pies y el calzado es algo más común de lo que parece, y algo que hay que atacar de inmediato si queremos que nuestra imágen no pueda verse dañada y si no queremos pasar por situaciones incómodas a la hora de descalzarnos. Sobre todo en época de calor nuestros pies sufren más que nunca y también sudan más.

Lo primero que hay que diferenciar es un posible olor de pies o un posible olor de calzado. Son dos circunstancias completamente distintas, aunque suelen estar relacionadas, ya que el olor será incomodo en ambos casos.

¿CÓMO ELIMINAR EL MAL OLOR EN LOS PIES?

El mal olor de pies suele venir producido generalmente por un exceso de sudoración de nuestros pies. Aquí algunos consejos para evitar ese mal olor en pies; Lo primordial es usar un calzado que permite transpirar el pie. Que sea cómodo y que no ahogue nuestros pies. Evita el calzado de goma, ya que no deja transpirar al pie y sudaran más de la cuenta. Si te sudan mucho los pies en verano es obvio que lo ideal sea que utilices más las sandalias y dejar los pies al fresco. Último y no menos importante nunca repetir la puesta de calcetines, un uso y a la lavadora.